domingo, 27 de noviembre de 2016

Reseña de "El reino de los hombres sin amor".

¡Hola a todos!
Esta es la reseña del tercer libro de la trilogía de Isidoro de Montemayor. Son novelas que se pueden leer independientemente las unas de las otras, aunque realmente es mejor leerlas en orden. Si pretendéis leerlas y no queréis spoilers tal vez sea mejor que leáis la primera reseña de esta trilogía, “Ladrones de tinta” (y si de verdad os interesa, la segunda, “El gabinete de las maravillas”).
Sin embargo, si estáis aquí por la curiosidad y queréis saber qué me ha parecido la tercera parte, ¡adelante!


EL REINO DE LOS HOMBRES SIN AMOR

Alfonso-Mateo Sagasta
Número de páginas: 528
Precio: 9.95 €
Editorial: DeBolsillo
Trilogía Isidoro de Montemayor 3/3
Novela histórica



«El 18 de octubre de 1615 tendría lugar en su catedral la boda por poderes de la infanta Ana de Habsburgo, hija de nuestro rey Felipe III, con el ya coronado Luis XIII, rey de Francia, mientras que en Burdeos contraería matrimonio, también por poderes, la infanta Isabel de Borbón con el príncipe de Asturias. A pesar de las voces contrarias a esta doble alianza que se alzaban en uno y otro reino, muchos la veían como el inicio de una nueva era».

SINOPSIS

En la España del siglo de Oro, codicia, corrupción, estafa y asesinato han invadido un reino gobernado por tres viudos y un fraile. Entre tanto hombre sin amor, apenas queda sitio para un hombre honrado.
Otoño de 1615. Un doble enlace por poderes está a punto de unir las coronas de Francia y España en una alianza que pretende ser el germen de la paz en Europa: el de la española Ana de Austria con Luis XI II, rey de Francia, y el de la francesa Isabel de Borbón con el príncipe Felipe. Tras los festejos, ambas damas, seguidas por sus respectivas cortes, emprenderán su camino hasta el paso de Behovia, en la frontera sobre el río Bidasoa, donde se producirá lo que ya se conoce popularmente como «El intercambio de las princesas».
Pero Isidoro de Montemayor, secretario y amante de la condesa de Cameros, no participa del júbilo general. Un asunto de contrabando de plata pone en peligro a su adorada Micaela y, en consecuencia, también a él. Isidoro, héroe a su pesar, amante contrariado y tenaz investigador, se ve de repente obligado a cambiar la pluma por la espada e intentar conservar la vida en una España donde abundan las puñaladas a traición, tanto en los callejones lóbregos como en las resplandecientes alcobas reales.
Con maestría, rigor y una velada ironía, Alfonso Mateo-Sagasta recrea ante nuestros ojos una España marcada por la corrupción y nos brinda esta apasionante aventura de caballeros despechados, damas enamoradas, aunque no bobas, y metales preciosos que unos y otros desean sobre todas las cosas.

MI OPINIÓN


En 1615 un doble enlace creó una alianza entre los reinos de España y Francia, el conocido «intercambio de las princesas», una oportunidad para establecer una época de paz y prosperidad en una Europa asolada por la guerra. En el mismo momento la condesa de Cameros recibe la visita de su administrador en Nueva España y, ante las cuentas y comisiones que éste le presenta, el secretario de la condesa, Isidoro, sospecha que algo va mal. A medida que éste indaga en el asunto aparecen negocios turbios asociados con el apellido de la condesa, de la que ésta no tenía idea, que pueden acabar con su reputación y condenarla. Es Isidoro quien tendrá que investigar para conseguir defender la inocencia de la condesa, descubriendo en el proceso los bajos fondos de la nobleza española del momento.

“El reino de los hombres sin amor” es una trabajadísima novela histórica con una maravillosa recreación de los escenarios populares del siglo de Oro que muestra al lector gracias a la trama, digna de una novela negra, la corrupción, el egoísmo y las intrigas de la corte y los nobles sin perder de vista la línea principal de investigación que lleva el principal personaje del libro.  Escrita en primera persona, no pierde nada del ingenio e ironía de las otras novelas.

El protagonismo de esta novela vuelve a recaer sobre el hidalgo Isidoro de Montemayor, quien ahora trabaja como secretario de la condesa de Cameros, Micaela. Este personaje sigue manteniendo la ironía y el carácter sarcástico que le caracterizan y es en el cual recae la responsabilidad de relatar la historia. Isidoro en esta novela tiene que conseguir averiguar quién está detrás de los robos de la plata que intentan hacer pasar como realizados por su condesa, además de preparar el viaje al paso de Behovia para el intercambio de las princesas. En paralelo a la trama detectivesca esta novela muestra cómo es la corte del rey Felipe III, sus dramas cotidianos, sus tensiones, ambiciones y traiciones.
La condesa de Cameros sigue teniendo en esta novela un papel secundario aunque muy importante. Sigue presentándose como una mujer muy inteligente y poderosa que, ocultando desde hacía dos años la muerte de su marido en Nueva España, logró así conseguir una posición de libertad que la etiqueta de viuda no le permitiría mantener. Ante la situación que le amenaza pide ayuda a Isidoro para lograr resolver el entuerto sin que este salga a la luz.
El resto de personajes están también muy bien construidos, aunque mantienen un papel más secundario. Así aparecen personajes como Mauricio, un pícaro de doce años, Rubens, Cervantes, Lope de Vega… que aportan mucha agilidad a la trama en la relación con el protagonista y su papel en la historia.

Alfonso-Mateo Sagasta combina la ambientación histórica —magnífica, sobre todo desde el punto de vista sociocultural— con la acción y la investigación de Isidoro, mezclando los sucesos trascendentes y personajes históricos con la vida cotidiana de la España del momento y personajes de ficción que forman pequeños cuadros de costumbres y ayudan a la contextualización de la novela.
La trama de esta novela se organiza con el telón de fondo del encuentro entre las princesas, y los capítulos se dividen por fechas, hasta el día del intercambio. Como las otras dos novelas de la trilogía, está escrita en primera persona dando pinceladas del estilo picaresco dentro de una prosa cuidada y asequible —enriquecida con términos del siglo XVII—, clara y directa al igual que el personaje de Isidoro. Es una novela con mucho diálogo entre la acción, algo que agiliza la lectura.
Meses antes del encuentro Isidoro tendrá que ir antes a la ciudad para preparar la estancia para la condesa, que le permita asistir al acontecimiento. Pero al mismo tiempo tendrá que investigar la trama en la que han envuelto a Micaela y tratar de desentrañar el misterio. Así el personaje, moviéndose como pez en el agua entre diversos ambientes, recorriendo varias ciudades y rodeándose de todo tipo de compañeros de viaje, irá descubriendo un entramado de corrupción que ocupa tanto a las altas esferas como a personajes humildes y que se relaciona con el fraude al que ahora relacionan con el apellido de la condesa, una intriga peligrosa de codicia, contrabando y secretos de Estado.
Combinando astucia y tensión, historia e imaginación, Sagasta consigue con este libro el final perfecto para la trilogía de Isidoro.

Y, cómo no… agradecimientos especiales a mi padre por recomendarme estos libros.

9 comentarios:

  1. Los tres libros son buenos pero el que más me gustó fue Ladrones de tinta. Muy recomendables los tres.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. No conocía esta saga, quizás porque no suelo leer este género, pero me alegra que te haya gustado :)
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Estoy leyendo "ladrones de tinta" y ya tengo en mi poder "el reino de los hombres sin amor"...podría leerla la 3rcera sin haberlo echo con el gabinete de las maravillas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo creo que no es estrictamente necesario leer el segundo para leer el tercero ya que son relativamente independientes, aunque su lectura te va a aportar más material con el que podrás contextualizar el tercero.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Hola!!!

    Me encanto tu reseña!!! Gracias por la recomendación, sin lugar a dudas que se ve muy interesante :D espero en algún momento poder leer la trilogía (veré si la consigo en mi país)^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Me encantan los libros de época. Me parece un tema muy interesante y creo que me gustará saber como era la vida en la España antigua. Además, que meta personajes ficticios me parece muy bien, me gusta :D No he leído los anteriores pero creo que también les daré una oportunidad. Me alegro que alguien más lea libros de tiempos pasados ^.^

    Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  6. Pues no conocía esta saga pero me parece interesante, así que buscaré el primer libro ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    No conocía estos libros y con la histórica soy bastante tiquis miquis. En cuanto he visto que pueden interesarme he pasado a leer por encima. Muchas gracias por la recomendación, miraré a ver si los encuentro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aquí ^^
    Espero que puedas pasarte por el mío (: Besos (-:

    ResponderEliminar

¡Hola! ¡Por favor, comenta, no seas tímido! Al fin y al cabo los comentarios le dan vida a un blog y me permiten conocer qué es lo que os gusta y lo que opináis (y a mi me hacen muy feliz). ¡Gracias! Nos vemos pronto.