domingo, 9 de octubre de 2016

Reseña de "El beso del infierno".

Antes de empezar con la reseña… ¿habéis visto lo bonito que ha quedado mi blog con este lavado de cara que le ha dado Khoana, la administradora del blog Cerca del Infinito y creadora de la Iniciativa Granitos de Arena, a la que estoy apuntada? ¡Estoy encantada con cómo ha quedado! Mil gracias, Almu, ¡te debo un gofre como una catedral! Dicho esto… ¡allá vamos con la reseña!

Jennifer L. Armentrout
Trilogía Dark Elements 1/3
Número de páginas: 408
Precio: 17.90 €
Editorial Neo
Juvenil. Fantasía


<<—¿Layla? —murmuró, apretándome la mano con más fuerza.
Se me escaparon las palabras de forma atropellada.
—¿Crees que soy malvada?
Frunció el ceño.
—¿Por qué preguntas eso?>>.
SINOPSIS

Layla, de diecisiete años, solo quiere ser normal. Pero con un beso que mata a cualquiera que tenga alma, ella es cualquier cosa menos normal. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee. 

Criada entre los Guardianes –una raza de gárgolas que tiene la misión de cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo–, Layla intenta encontrar su lugar, pero eso significa esconder su lado oscuro de aquellos que más ama. Especialmente del atractivo Zayne, un Guardián de quien ha estado enamorada desde siempre. 

Cuando menos se lo espera, Layla conoce a Roth, un demonio sexy y tatuado que dice saber todos sus secretos. Layla es consciente de que debería permanecer lejos de ese chico, pero hay algo que se lo impide… especialmente cuando se percata de que con él sus besos no son mortales, ya que Roth no tiene alma. 

Pero en el momento en que Layla descubre que ella es la razón del violento levantamiento demoniaco, confiar en Roth no solo puede arruinar su oportunidad con Zayne… Podría convertirla en una traidora para su familia. Peor aún, podría llevarla a un viaje sin retorno al fin del mundo.

MI OPINION

En un mundo donde hay humanos, guardianes y demonios se encuentra Layla, sin encajar en ninguna de esas categorías. Y es que siendo medio demonio y medio guardián, estando a medio camino entre los dos, se siente marginada por su sangre de demonio, sabiendo que pone en peligro a todos a los que quiere, además de sentirse sola incluso estando con Zayne, un guardián cuatro años mayor que ella del que ha estado enamorada desde que tiene uso de razón. Todo empeora cuando parece empezar a llamar la atención de los demonios a los que persigue… y cuando aparece Roth para protegerla. 

Escrito en primera persona con un estilo fresco y sencillo “El beso del infierno” introduce una historia situada en el mundo real donde la lucha entre el bien y el mal está representada por criaturas sobrenaturales; así como la reflexión de que no todo se puede categorizar como blanco y negro sino que hay que tener en cuenta que entre medias hay multitud de grises. 

Los protagonistas principales de esta novela son Layla, Roth y Zayne (aunque este último tal vez tenga menos relevancia que los dos anteriores en cuanto al desarrollo de la trama).
Layla es una chica de diecisiete años que es mitad demonio y mitad guardián que no conoce su historia familiar. Criada por los guardianes, quienes representan el bien en la batalla sobrenatural contra los demonios, se siente sola e incomprendida debido a su parte demoníaca, que siempre trata de tentarla y que de hecho la convierte en una amenaza ya que si se acerca demasiado a una persona podría absorber su alma. Layla trata de compensarla localizando todo demonio que puede para que después los guardianes puedan acabar con ellos. A pesar de ello sabe que no encaja en la vida que los guardianes han construido y menos en la vida de Zayne, cosa que no contribuye a hacerle sentir mejor. Es una chica algo infantil, celosa y egoísta que a medida que avanza la historia va corrigiendo un poco sus defectos, a pesar de lo cual tiene un toque Mary Sue a tener en cuenta debido a que está excesivamente idealizada, por su herencia genética, poderes y comportamiento.
Roth es quien introduce un punto más dinámico a la historia: es un demonio de un alto nivel, arrogante, sarcástico y guapo a rabiar que aparece en la vida de Layla cuando esta parece ponerse todavía más patas arriba y trata de ayudarle a reconducirla tratando de hacer que la chica se reconcilie con su parte demonio. Es un personaje muy activo, pero no por ello deja de ser similar a la mayoría de los “héroes” (o en este caso antihéroe) de este tipo de literatura, por lo que a veces puede llegar a hacerse algo cansino.
Zayne es un guardián, lo que implica que cuando llega la noche se desprende de su apariencia humana convirtiéndose en una gárgola cuya tarea es matar a todo demonio que encuentre. Es un chico guapo, tranquilo y amable con quien la protagonista se ha criado y de quien Layla lleva enamorada años y a quien esta considera su ancla, aunque en comparación con los otros dos personajes principales puede resultar algo más plano.
Respecto a los personajes secundarios hay que tener en cuenta que no son especialmente importantes y que más bien sirven para crear un “ruido de fondo” para que no parezca que la historia se centra exclusivamente en estos tres anteriores. Los amigos de Layla, Sam y Stacey, tienen las típicas actitudes adolescentes de nerd y chica popular respectivamente y muy poca relevancia para la trama, aunque tratan de esbozar el punto de conexión con la realidad que necesita la protagonista. De entre los guardianes destacaría a Abbot, el líder del clan de guardianes y el padre de Zayne, por su liderazgo y comportamiento.

“El beso del infierno”, al ser la primera parte de una trilogía, es una historia introductoria y por tanto deja en el aire muchas de las cosas que resultan más atrayentes de la historia, como el desarrollo argumental de la lucha de los guardianes contra los demonios, que queda mencionado de forma superficial; la historia se centra más en la protagonista, lo que puede hacer y cómo es su vida que en la guerra. 

Y es que la trama se centra en la vida de Layla, en un patrón estereotipado que ya se ha visto en novelas de este mismo estilo. Layla se siente marginada debido a su sangre mixta a pesar de haber sido acogida desde que era pequeña por las gárgolas, y los guardianes le mantienen con ellos debido a su poder de marcar demonios, algo que les permite a ellos poder destruirles, además de para poder mantener la capacidad de la protagonista de robar almas bajo control... y debido a la profecía que la rodea y predice el fin del mundo y la vida humana que en él habita una vez esta cumpla determinada edad. Criada pensando en que los guardianes eran los buenos y los demonios los malos y resignada a una vida solitaria en la que por su parte demoníaca no podría estar con nadie y menos con Zayne, su amor platónico, al conocer a Roth se da cuenta de que no todo es blanco y negro y que tal vez no esté destinada a la soledad… De este modo y a medida que los ataques de demonios hacia Layla se hacen más frecuentes haciendo que esta descubra el papel que tiene que jugar para no sólo salvarse a sí misma sino a todos los que quiere se desarrolla un triángulo amoroso entre los tres personajes principales que, siendo sinceros, llega un momento de la historia en que el triángulo no existe ya que la protagonista ha decidido entre los dos personajes masculinos.

“El beso del infierno” tiene una historia que se lee muy rápidamente debido a la forma de narrar de la autora, cercana, sencilla y fresca además de a la historia, que a pesar de los fallos resulta bastante interesante, pero hay que tener en cuenta que hay multitud de libros de temática muy similar a este ya no sólo en historia sino también en comportamiento de los personajes, por lo que no realiza nada a favor de la innovación más allá de un par de aspectos. Sin embargo no con esto quiero decir que sea malo: presenta una historia que espero desarrolle con los dos libros que siguen.

4 comentarios:

  1. Hola! Nos ha dado a todos por publicar la reseña del libro en estos días, jajaja. La verdad es que en todas las leídas hasta ahora, posiblemente con la que no comparto tantas impresiones, es contigo, cosa que me encanta la verdad, porque así también he visto cosas que a lo mejor de otra forma no me habría dado cuenta. Estoy contigo en que no es una historia que digas "ohhh esto no lo he leído nunca" porque hay muchas con las que tiene cierto parecido, aunque yo no haya leído muchas, y que se lee muy rápido, al igual que me pasa con todos los libros de esta autora, pero a mi no me ha parecido tan introductoria como a ti, ya que desde el principio vi que pasan cosas que me parecieron muy interesantes. Yo también espero mucho de los siguientes libros, de hecho, estoy deseando leer ya la segunda parte, jejeje. Genial reseña, como te decía antes, me ha encantado ver que no coincidimos en todo :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola¡¡ Estoy deseando leer este libro, esperando lo tengo en la estantería. He pasado un poco por encima por la reseña puesto que tengo miedo de enterarme demasiado de que va el libro. Un besito¡¡

    ResponderEliminar
  3. Ya basta con tanto demonios y pollitas en vinagre, leches


    ¡HOOOOOOOOOOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!! ¡ PUNTOS FUERA!!

    El blog está monísimo!
    Y me gusta mucho la flechita esta ( es lo único que veo ahora mismo porque como estoy cegata me he aumentado la pantalla a nivel exagerado para poder comentar xD)

    Puuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeees, no me llama la lectura.
    Aunque ahora mismo no me llamaría ni McAvoy aquí desnudo cubierto de chocolate...
    Me duele la tripa TT__TT Si hace un segundo estaba bien, joeer..

    Bueno, vamos al tema. Que no me llama, y odio a las Mary Sue.
    Que no innove es un punto malo para mi, porque como has visto ... eso ya me ha tirado mucho para atrás xD Puede ir de las mismas cosas que otros libros, pero ser totalmente distintO. MEEEh, report!

    Sam y Staecy ( o cómo se escriba) es que los nombres ya lo dicen todo xD
    Y es que sí, pinta muy a típico ¬¬
    Y también estoy cansada de las trilogías y sus malditas introducciones.

    Me las piro, vampiro!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola guapa! El libro me llamaba la atención más por la portada que por otra cosa jaja y por lo de las gárgolas, que son seres que me encantan... si lo leo será por ver cómo trata el tema de las gárgolas porque no he leído mucho al respecto y en una historia que estaba escribiendo salen estas criaturas... pero no es de mis prioridades ahora mismo.
    Genial reseña, como siempre ^^ ¡Un besoteee!

    ResponderEliminar

¡Hola! ¡Por favor, comenta, no seas tímido! Al fin y al cabo los comentarios le dan vida a un blog y me permiten conocer qué es lo que os gusta y lo que opináis (y a mi me hacen muy feliz). ¡Gracias! Nos vemos pronto.