domingo, 23 de octubre de 2016

Reseña: "El color de la magia".

No es ningún secreto para nadie que Terry Pratchett es mi escritor favorito: lo he dejado claro en multitud de ocasiones y soy una auténtica fan de todo su trabajo. Le considero un auténtico genio, un filósofo increíble que ha plasmado con humor tanto cosas buenas como malas de la vida y con un don fantástico de hacer reír incluso con las reflexiones más serias. 

Hace poco decidí releerme unos pocos de sus libros de Mundodisco (si no sabes lo que es, aquí tienes una guía del autor y de su obra) por placer y al final, en vez de hacer sólo eso, he comenzado a serie de nuevo por el principio (el modo que yo considero mejor de leer sus novelas: por orden de publicación) para tratar de traeros, poco a poco, reseñas de mis preferidos.


Respecto al orden de lectura de la saga Mundodisco, hay muchas opciones; aunque yo creo que si se está dispuesto a leerse toda la serie es mejor ir con el orden de publicación: es cierto que se puede ir leyendo la serie de forma salteada, o escoger un solo arco argumental de los seis que hay dentro de la serie ya que son libros que podrían ser considerados autoconclusivos (con excepción de los dos primeros, “El color de la magia” y “La luz fantástica”, que se han de leer seguidos), pero llega un momento de la lectura en que se deben de haber leído algunos de los libros anteriores para lograr entender bien todo ya que las historias acaban entrelazándose y el tiempo pasa a medida que avanzan los libros, no es estático. Por poner un ejemplo, no es lo mismo leer “Hombres de Armas” sin haber leído antes “¡Guardias! ¿Guardias?” y “Rechicero” no tiene tanto sentido si antes no se ha leído “El color de la magia” o “La luz fantástica”, así como se comprende mucho mejor “Un sombrero de cielo” si antes se ha leído “Brujerías”.


Me estoy emocionando. ¿Se nota? Bueno, dicho esto, pasemos a la reseña. ¿Preparados?


EL COLOR DE LA MAGIA

Terry Pratchett
Número de páginas: 288
Precio: 9.95 €
Editorial: Plaza&Janés
Mundodisco 1/41
Fantasía



<<La Gran Tortuga A’Tuin se acerca, nadando lentamente por el golfo interestelar, con los pesados miembros llenos de hidrógeno congelado, la enorme y viejísima concha llena de cráteres de meteoros. Con unos ojos del tamaño de mares, encostrados de lágrimas reumáticas y polvo de asteroides, Él contempla fijamente el Destino>>.

SINOPSIS

En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles -que se apoyan en la espalda de una tortuga gigante- habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaro y torpe, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue a todas partes sostenido por cientos de patitas, dragones que sólo existen si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas, la Muerte y, por supuesto, un extenso catálogo de magos y demonios...

En esta serie de novelas se dan cita todos los temas y situaciones del género fantástico, visto a través del personalismo y corrosivo sentido de la comicidad del autor inglés Terry Pratchett, que se ha convertido en uno de los escritores de humor de mayor éxito y fama en el mundo.

MI OPINIÓN

En el puerto de Ankh-Morpork desembarca un hombrecillo peculiar, ataviado con una camisa que hiere la sensibilidad cromática más elemental, desprendiendo un fuerte olor a dinero y seguido de un extraño equipaje; deseoso de conocer, ver y fotografiar: el primer turista del Disco. Rincewind, el mago más inútil de todo el universo (y el que menos suerte tiene), se ofrece como guía para enseñarle lo que es típico y es encargado por el Patricio de la ciudad, bajo amenaza de muerte, que el turista vuelva sano y salvo a su país, el continente Contrapeso. De resultas ambos se verán envueltos en multitud de aventuras, peligros, situaciones cercanas a la Muerte y momentos tan absurdos como divertidos.

En “El color de la magia” Pratchett lleva con maestría no sólo una parodia de las novelas clásicas de fantasía épica ni un homenaje a los libros de héroes y fantasía clásica así como a autores como Lovecraft o Anne McCaffrey, sino la creación de un universo totalmente nuevo, original, realista a más no poder a pesar de lo fantástico y lleno de crítica social bajo toneladas de humor.

En esta novela, como en todas las de Mundodisco, se presenta una amplia colección de personajes, más o menos peculiares, que abarcan desde altos cargos políticos a magos, mendigos, ladrones, asesinos, héroes, jinetes de dragones e incluso la Muerte. En este caso la historia se centra sobre Rincewind y Dosflores, pero no se puede obviar el papel y la definición de los personajes secundarios, quienes le dan a la historia mayor profundidad y fluidez y conforman uno de los mayores atractivos de esta serie.
Dosflores es un hombrecillo menudo y regordete, el primer turista de Mundodisco (y probablemente el último), un hombre con ganas de conocer, sediento de aventuras que cree que por no meterse en líos estos nunca le pasarán a él, y que opina que la gente es, básicamente, buena. Además de ser muy crédulo, cándido e inocente, es el hombre más adinerado que ha pisado la ciudad de Ankh-Morpork en años (aunque él mismo no sea consciente de ello), lo que le señala como el objetivo para todo ladrón o asesino que se precie. Al ser tan inocente es un personaje al que se acaba cogiendo cariño y de que se espera que salga bien de todas las situaciones enrevesadas en las que su curiosidad le mete.
Rincewind es el mago más inútil de todo Mundodisco: un hombre delgado, asustadizo y nervioso de treinta y tres años, incapaz de memorizar cualquier hechizo, incluso el más simple de todos; es sin embargo la persona en el que uno de los Ocho Hechizos más poderosos del mundo (los que se dice que el Creador dijo cuando creó el universo) se ha refugiado. Aburrido del tedio que considera que es su vida, se da cuenta de lo bueno que es el aburrimiento una vez ha comenzado sus aventuras con Dosflores. Al ser tan inútil y asustadizo es fácil encariñarse también con él, sobre todo por su carácter, que también es bastante agudo cuando quiere, y porque las reacciones que en él provocan las situaciones que le suceden (sobre todo malas ya que su mala suerte es una característica implícita en este personaje) son las que cualquier persona normal tendría en su lugar.
También un personaje a destacar es el Equipaje (sí, con mayúsculas), un baúl enorme hecho con madera de peral sabio, con cientos de patitas y fiel seguidor y defensor de su amo, Dosflores.
De los personajes secundarios sin duda hay que tener muy en cuenta a la Muerte, que como es de esperar es un alto esqueleto cubierto por una capa negra y con una guadaña en la mano. Es un personaje muy particular, sarcástico, curioso y gran amante de los gatos. Y también habría que destacar al Patricio, quien no tiene un papel muy grande en este primer libro pero que desde luego ya apunta maneras para los demás.

Respecto al estilo clásico de Pratchett, al ser la primera novela de Mundodisco, aún no estaba consolidado del todo, pero el libro es ágil, ameno y ligero, cargado de diálogos rápidos y descripciones hilarantes y agudas y está plagado de un humor inteligente y sarcástico donde se muestra la maestría del autor para hacer imaginar y reírse hasta de los temas más serios criticando las carencias sociales, religiosas y políticas que se muestran en este universo como espejo de nuestro mundo y homenajeando a la vez que parodiando clichés clásicos de la fantasía: hay multitud de matices debido a los guiños que se encuentran en ella, es un libro que derrocha originalidad por los cuatro costados.

La trama de “El color de la magia” se ubica en el Mundodisco, el mundo con forma de disco (valga la redundancia) que se apoya sobre los hombros de cuatro elefantes gigantescos en pie sobre la concha del Gran A’Tuin, la tortuga que surca el espacio en busca de algo, que sólo ella sabe lo que es. Esta es la primera novela de Mundodisco, con la que Pratchett estrenó la conocidísima saga y con la que introduce su universo y las reglas que lo rigen. Es por eso por lo que “El color de la magia” puede resultar algo introductorio al principio, pero en seguida coge ritmo a medida que desgrana su historia: comienza con un enorme incendio en la ciudad más grande e importante del disco, la ciudad de Ankh-Morpork (ciudad dividida por un río) y relata las aventuras y desventuras de Dosflores y Rincewind, los líos en que se meten y las alocadas maneras en que discurren para salir de ellos.

El final da pie a la lectura del segundo libro, “La luz fantástica”, dejando desde luego muchas ganas de más.

Padre, jamás podré agradecerte lo suficiente el que me introdujeras a este universo y este escritor. ¡Gracias!

8 comentarios:

  1. Hola! Se nota que es tu autor favorito por la forma en la que nos has hablado de él, jejeje. Sinceramente, no conocía este autor ni tampoco los libros que componen esta serie pero leyendo lo que nos cuentas sobre el libro, la verdad es que me ha llamado la atención, sobre todo el hecho de que hable de temas serios usando la ironía y el sarcasmo.
    En cuanto pueda los buscaré, al menos este primer libro, a ver si corroboro las sensaciones que me ha dejado la reseña. Ya te iré contando que me parece, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola.

    Se nota mucho el carió que se le tiene a un autor en las reseñas. La verdad es que esta saga no me importaría para nada darle una oportunidad, la pena es el poco tiempo que tengo y el montón de pendientes. Aunque no descarto poder darle una oportunidad en un futuro.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Acabo de descubrir tu blog ^^ Este autor me llama muchisimo la atencion, por desgracia aun no he leído nada de él. ¿Podría ser un buen libro para empezar? Me llama un montón! Gracias, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sandry!
      Bienvenida :D
      Yo creo que para empezar con Pratchett, mejor que uno de la saga Mundodisco sería coger uno de los sueltos, como "Perillán", "Buenos presagios" o "Nación", para hacerse a su estilo.
      Sin embargo si estás decidida a leerte Mundodisco, ¡adelante! A mí todos me parecen un gran modo de empezar ;)

      Eliminar
    2. ¡Hola, Sandry!
      Bienvenida :D
      Yo creo que para empezar con Pratchett, mejor que uno de la saga Mundodisco sería coger uno de los sueltos, como "Perillán", "Buenos presagios" o "Nación", para hacerse a su estilo.
      Sin embargo si estás decidida a leerte Mundodisco, ¡adelante! A mí todos me parecen un gran modo de empezar ;)

      Eliminar
  4. Hola!!! De Terry he leído los 5 primeros de esta saga. Me encantan!!! A ver si retomo de nuevo su lectura.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola, hola, caracola!!

    Tengo muchas ganas de leer este libro aunque, creo que ya lo he comentado, pienso que no me va a gustar ninguno de los libros de Terry. Ojalá me equivoque y acabe encantándome. Pero no sé, hay algo que no me convence, ese algo que haga que diga " NO PUEDO ESPERAR MÁS A LEERME SU LIBRO" y corra a la librería a por él.
    La reseña en sí no me hace que babé ni me ilusione, aunque admito que todo el rollo de la tortuta, y los elefantes sujetando ese mundo siempre me ha parecido muy curioso.
    Hasta que no lea El color de la magia, no diré " no me gusta", porque no lo sé, y en sí, sí me gusta. ( Es raro de explicar xD)

    Así que totalmente le doy esa oportunidad :D

    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    Lo tengo en la estantería y fíjate que todavía no me he puesto con él.
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Hola! ¡Por favor, comenta, no seas tímido! Al fin y al cabo los comentarios le dan vida a un blog y me permiten conocer qué es lo que os gusta y lo que opináis (y a mi me hacen muy feliz). ¡Gracias! Nos vemos pronto.