viernes, 7 de noviembre de 2014

"Recuerda que me quieres"

W. D
Editorial: Ediciones Kiwi
Precio: 19.90 €
Número de páginas: 442
Juvenil


<<-¿Crees que estamos aquí por alguna razón?
-Ajá- la imitó él.
Wendy sonrió.
-Y cuál puede ser?
-Estamos aquí porque queremos. Ni más ni menos.>>


SINOPSIS

«Quiere muchísimo a Wendy», pensó, indignándose con ella al ver que no comprendía por qué no podía volver a tener a Wendy.
El motivo era de lo más simple: «Yo también la quiero. Y no podemos tenerla los dos, señora». Peter Pan y Wendy, de J. M. Barrie
Cien años después la historia se repite. O quizá no. Todavía no se conocen. Ni siquiera se intuyen. Peter y Wendy tienen un destino común del que no podrán escapar. La aventura de la vida y la magia del amor empiezan contigo, en cuanto te atrevas a descubrir su historia. Podríamos hablarte sobre caracoles, estrellas, princesas que no sienten dolor, palabras inventadas, catarros mal curados o mundos rellenos de sueños donde todo es posible. Por explicarte podríamos deleitarnos y ser un poco malas y adelantarte que el amor no siempre es dulce. Pero claro, eso sería adelantar acontecimientos y no entenderías nada. Así que olvida las últimas líneas y sumérgete en una historia donde todo es posible, incluso que el sol y la luna se besen. Pronto, todo tendrá sentido. Bienvenido a nuestro particular Nunca Jamás.

MI OPINIÓN 

Peter y Wendy no se conocen de nada. No se parecen en nada. Son dos perfectos desconocidos que llevan un tiempo encontrándose por casualidad en el Londres de la época actual. No se saludan, no hablan, sólo se reconocen con la mirada. Hasta ese día. Ese día en que el destino les une y comienza la mayor aventura de sus vidas.
Este libro es la “versión moderna de Peter Pan”. Y a pesar de lo que pueda parecer no tiene una sola gota de magia o polvo de hadas entre sus líneas, es una novela totalmente realista.

Wendy es una chica seria, responsable, la hija y hermana perfecta, una adolescente modelo cuyo mayor sueño es ser escritora: escribir es para ella una forma de vida. Pero Wendy tiene un defecto: no tiene imaginación, lo que convierte sus escritos en lo que su escritor favorito dice, textos sin alma, aburridos. Al leer esto Wendy se derrumba, pero se niega a rendirse o a dejar de escribir. Y la oportunidad de mejorar se le presenta de la mano de Peter, un eterno soñador, un chico que siempre está en busca de aventuras, un joven “carpe diem” siempre con una sonrisa dibujada en la cara. Peter decide tomar a Wendy bajo su ala y convertirla en su compinche de aventuras. E, inevitablemente, surge la amistad... y el amor.

Además de Peter y Wendy, los personajes principales (personajes increíblemente bien definidos), éste libro también cuenta con todo un elenco de personajes secundarios perfectamente esbozados: están los amigos de Peter, que se convierten en los niños perdidos; su prima pequeña, que es la diminuta Campanilla, los hermanos y padres de Wendy... Son todos personajes muy complejos que cuentan con una gran dimensión: tienen sus luces y sombras, un pasado que los ha convertido en lo que son... son personajes “reales” con defectos, virtudes y anhelos que están impecablemente situados en la trama.

Este libro está escrito en primera persona del plural, dirigiéndose directamente al lector. Las autoras introducen muchos guiños a la novela de J. M. Barrie así como de otros libros. La prosa está muy cuidada, llena de metáforas, y es muy descriptiva, lo que convierte a la novela en una historia pausada, tranquila, con un estilo muy especial y que a pesar de todo se lee muy ágilmente. Lo único que no me ha entusiasmado de la escritura es que a veces metían un adelanto al futuro que chafaba un poco la sorpresa del siguiente capítulo. Quitando eso, la redacción es perfecta. Y la trama es sorprendente, escrita desde una mira muy real. No es la típica historia de “chico conoce chica, se enamoran, fin”: no es una novela estereotípica ya que cuenta con muchas sorpresas... y con un giro argumental totalmente inesperado.

En resumen, es una novela que recoge a Peter y a Wendy con una historia distinta a la que nos presentó J. M Barrie, y que a pesar de ser tan real se las arregla para mantener toda la magia que éste nos regaló con “Peter Pan”. Fantástico.
Merece la pena leerlo.

3 comentarios:

  1. No tengo tiempo, no puedes hacerme esto. Me hiciste ver que tenia que comprar y leer Perillan, ya lo hice, me gusto muchisimo. Y ahora me traes esto. Sin duda alguna esta es una de mis reseñas preferidas junto a la de los monstruos entre todas las que has publicado. Y me dejas así, deseando leerlo. A veces uno debe tomar decisiones difíciles en la vida y esta es una de ellas "¿en que parte de mi estantería lo pondré?"... De verdad, incitar a la lectura masiva debería ser ilegal porque asesina a nuestros monederos, carteras y cuentas bancarias y no te das cuenta de que tiene familia... Para finalizar un par de preguntas y una petición: ¿Cual es el peor libro que jamas hayas tenido el placer de leer? ¿Haces reseñas de cómics/mangas (es otra forma de contar historias)? Haz una reseña de esa obra tan desastrosa que has leído y que no recomendarías ni a tu peor enemigo porque lo consideras demasiado cruel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, Ana, jejeje.
      Si te sirve de consuelo voy a entrar en el bucle eterno de "no tengo tiempo para leer cosas guays porque tengo que leer cosas para la uni", así que pararé de poner reseñas chachis y me convertiré en una amargada jajaja
      El peor libro que he leído... uf, ésta es difícil. Suelo ser bastante tolerante con mis lecturas, pero yo diría que "Noche de voraces sombras". Se me atragantó enterico, vaya libro, de verdad.
      No hago reseñas de comics o mangas ya que no suelo leerlos, pero a lo mejor algo cae por aquí... ;)
      ¡Gracias por pasarte y comentar! Besos
      PD: Yo creo que queda fantástico en la parte izquierda de la estantería.

      Eliminar
  2. este libro es magia pura, creo que hacía mucho que no leía algo así, me alegra que te haya gustado
    besazos

    ResponderEliminar

¡Hola! ¡Por favor, comenta, no seas tímido! Al fin y al cabo los comentarios le dan vida a un blog y me permiten conocer qué es lo que os gusta y lo que opináis (y a mi me hacen muy feliz). ¡Gracias! Nos vemos pronto.